Normas FIS banner

Normas FIS, Normas de Conducta para Esquiadores y Snowboarders

Estas son las 10 Normas FIS publicadas por la (Fédération Internationale de Ski):

1. Respeto por los demás
Todo esquiador o snowboarder debe comportarse de manera que no ponga en peligro ni perjudique a los demás.

2. Control de la velocidad en esquí o snowboard
Los esquiadores o snowboarders deben moverse controladamente, adaptando su velocidad y forma de esquiar o hacer snowboard a su habilidad personal y a las condiciones del terreno, nieve, clima y densidad de tráfico.

3. Elección de ruta
 El esquiador o snowboarder que  viene por detrás debe elegir su ruta de manera que no ponga en peligro a los que están por adelante.

4. Adelantamientos
 Se puede adelantar por arriba o por abajo,  por la derecha o por la izquierda, siempre dejando suficiente espacio para movimientos voluntarios o involuntarios del adelantado.

5. Entrar, iniciar y moverse hacia arriba
Antes de entrar a una pista balizada, al iniciar después de haberse detenido o al desplazarse hacia arriba en la pista, se debe mirar hacia arriba y hacia abajo para hacerlo sin peligro.

6. Detenerse en la pista
 A no ser que sea estrictamente necesario, un esquiador o snowboard debe evitar detenerse en lugares estrechos o de visibilidad limitada. Tras una caída, en un lugar así, debe moverse fuera de la pista lo antes posible.

7. Subir o bajar a pie
Un esquiador o snowboarder que suba o baje a pie, deberá de hacerlo por el lado de la pista.

8. Respetar la señalización
 Todo esquiador o snowboarder deberá respetar todas las señales y balizas.

9. Asistencia obligatoria
En caso de accidente, todo esquiador o snowboarder tiene el deber de prestar ayuda.

10. Identificación tras un accidente
Todos los esquiadores o snowboarders involucrados en el accidente, así como los testigos deben intercambiar datos personales, nombres y direcciones.

Estas son 10 Reglas FIS para la Conducta de Esquiadores y Snowboarders aprobadas por el Congreso FIS en 2002 (versión 2016).


Comentarios Generales sobre las Normas FIS

El esquí y el snowboard, como todos los deportes, conllevan riesgos. Las Normas FIS deben considerarse un patrón ideal de conducta para un esquiador o snowboarder responsable y cuidadoso, y su propósito es evitar accidentes en la pista.
Las Normas FIS se aplican a todos los esquiadores y snowboarders. El esquiador o snowboarder está obligado a familiarizarse con ellas y respetarlas. Si no lo hacen, su comportamiento podría exponerlos a responsabilidad civil y penal en caso de un accidente.

Norma 1

Los esquiadores y snowboarders son responsables no sólo de su propio comportamiento, sino también de su equipo defectuoso. Esto también se aplica a aquellos que usan equipos recién desarrollados.

Norma 2

Las colisiones suelen ocurrir porque los esquiadores o snowboarders van demasiado rápido, están fuera de control o no han visto a otros. Un esquiador o snowboarder debe ser capaz de detenerse, girar y moverse dentro del alcance de su propia visión.
En áreas concurridas o en lugares donde la visibilidad es reducida, los esquiadores y snowboarders deben descender lentamente, especialmente en el borde de una pendiente pronunciada, en la base de una pendiente y en áreas alrededor de los remontes.

Norma 3

El esquí y el snowboard son deportes de actividad libre, donde todos pueden moverse donde y como quieran, siempre que cumplan con estas reglas y adapten su esquí y snowboard a su capacidad personal y a las condiciones imperantes en la montaña.

El esquiador o snowboarder que va adelante tiene prioridad. El esquiador o snowboarder que se mueve detrás de otro en la misma dirección debe mantener suficiente distancia entre ellos y el otro esquiador o snowboarder para dejar al esquiador o snowboarder precedente suficiente espacio para realizar todos sus movimientos libremente.

Norma 4

Un esquiador o snowboarder que adelanta a otro es completamente responsable de completar esa maniobra de tal manera que no cause dificultad al esquiador o snowboarder adelantado. Esta responsabilidad recae en ellos hasta que la maniobra de adelantamiento se haya completado. Esta regla se aplica incluso al adelantar a un esquiador o snowboarder parado.

Norma 5

La experiencia demuestra que entrar en una pista o comenzar de nuevo después de detenerse es fuente de accidentes. Es absolutamente esencial que un esquiador o snowboarder que se encuentre en esta situación entre en la pista de manera segura y sin causar obstrucción o peligro para sí mismos o para otros.

Cuando hayan comenzado a esquiar o hacer snowboard de nuevo, incluso lentamente, tienen el beneficio de la regla 3 frente a esquiadores y snowboarders más rápidos que vienen desde arriba o detrás.

El desarrollo de esquís y snowboards con cotas (*) permite girar hacia arriba en las pistas, en sentido contrario al tráfico general que va hacia abajo. Los esquiadores y snowboarders que hagan esto, deberán asegurarse de que pueden hacerlo sin ponerse en peligro a sí mismos y a los demás.

(*) Si quieres saber qué son las cotas de los esquís te dejamos un enlace al artículo de nuestro blog.

Norma 6

Excepto en pendientes anchas, las paradas deben hacerse al lado de la pendiente. No se debe detener en lugares estrechos o donde sea difícil ser visto desde arriba.

Norma 7

Moverse a pie y en contra de la dirección general plantea obstáculos inesperados para los esquiadores y snowboarders. Además las huellas que se dejan en la nieve dañan la pista y pueden causar peligro a esquiadores y snowboarders.

Norma 8

El grado de dificultad de una pista (de mayor a menor) se indica en negro, rojo, azul o verde. Un esquiador o snowboarder es libre de elegir la pista que desee.

Las pistas también están marcadas con otros letreros que muestran la dirección o advierten sobre peligros o cierres. Un letrero que cierra una pista, como uno que denota peligro, debe ser estrictamente respetado. Los esquiadores y snowboarders deben ser conscientes de que los letreros de advertencia se publican en su propio interés.

Norma 9

Es un principio fundamental para todos los esquiadores y snowboarders el prestar asistencia después de un accidente, independientemente de cualquier obligación legal de hacerlo. Se debe proporcionar primeros auxilios inmediatos, alertar a las autoridades correspondientes y marcar el lugar del accidente para advertir a otros esquiadores y snowboarders.

La FIS espera que una infracción de atropello y fuga en esquí y snowboard incurra en una condena penal similar a la infracción de atropello y fuga en la carretera y que se impongan penas equivalentes en todos los países donde tal legislación aún no esté en vigor.

Norma 10

Los testigos son de gran importancia para establecer un informe completo y adecuado de un accidente y, por lo tanto, todos deben considerar que es su deber como persona responsable proporcionar información como testigo.
Los informes de los servicios de rescate y de la policía, así como las fotografías, son de considerable ayuda para determinar la responsabilidad civil y penal.

Fuente: FIS

Antonio Moreno
TD3 Esquí Alpino